Analizar la viabilidad de un producto nos ayudará a prever el éxito del producto dentro del mercado y así minimizar los posibles riesgos que puedan aparecer. La previsión y anticipo son claves a la hora de conseguirlo. Te contamos cómo hacerlo.

 

Las preguntas clave para analizar la viabilidad de un producto

Aunque la viabilidad de un producto puede centrarse a veces en el aspecto económico hay muchos más que influyen. Por eso es necesario plantearse una serie de preguntas para analizarlo en detalle:

 

1# ¿Qué necesidad cubre nuestro producto?

El tema de las necesidades a la hora de analizar la viabilidad de un producto es bastante subjetivo. Lo que es necesario para uno para otros puede no serlo. Es una necesidad percibida como tal ¿por mucha o por poca gente?

 

2# ¿Qué segmento se siente atraído por nuestro producto?

Y lo que es más importante, ¿es suficientemente grande para que sea rentable? Debemos valorar objetivamente para qué segmento es interesante y para cuál no. Así como, la importancia que tiene nuestro producto a la hora de resolver el problema o la necesidad de ese segmento. También debemos tener en cuenta los valores demográficos, económicos, sociales…

 

3# ¿Cómo se adaptaría nuestro producto en el tiempo?

La rapidez en adaptarse un producto al mercado depende del tipo de necesidad que soluciona y en qué punto de la pirámide de las necesidades de Maslow se encuentra. Cuanto más cercano a las necesidades más básicas, la adaptabilidad es mayor.

 

4# ¿Existen productos que pueden ser sustitutivos de nuestro producto?

Es un punto importante a la hora de analizar la viabilidad de un producto ya que puede ser difícil de detectar los productos sustitutivos. Por ejemplo, en el caso del café, son competidores el resto de cafés pero son sustitutivos los refrescos con cafeína, el té, las infusiones…Debemos analizarlos todos y también el precio o valor que tienen para nuestro segmento.

 

5# ¿Qué competidores potenciales tenemos?

¿Sería fácil copiar nuestro producto? ¿Utilizamos tecnología propia o una existente? Si no hay competidores, ¿qué pasaría si los hubiese?

 

6# ¿Con qué presupuesto de marketing contamos?

Es necesaria una buena estrategia de marketing y un presupuesto asignado que tenga en cuenta las particularidades de nuestro proyecto, según los puntos analizados anteriormente.

 

7# ¿Cuál es nuestro grado de adaptación al cambio?

Aunque tengamos muy claro al analizar la viabilidad del producto todos los puntos anteriores, el mercado es siempre cambiante y podemos sufrir situaciones no previstas. Por ello debemos estar preparados y medir cómo nos podríamos adaptar a ellos. ¿Qué rapidez tendremos si tenemos que corregir el producto? ¿Qué implicaciones presupuestarias tendría?

 

Si quieres plantear la viabilidad de un producto o elaborar planes de ventas, lo tuyo es la Gestión de ventas y espacios comerciales.