Los canales de comercialización son las vías que las empresas tienden para llevar sus productos a sus clientes de la forma más económica, eficiente y efectiva. Es uno de los puntos clave dentro de la comercialización de productos y en la gestión de ventas y espacios comerciales.

 

La distribución como variable del marketing

La distribución es la encargada de poner en contacto el sistema de producción con el de consumo de una forma óptima. Su objetivo no es otro que el de poner el producto, en la cantidad, lugar y momento adecuados, al alcance de los consumidores. Para cumplir este objetivo la distribución necesita de unos canales de comercialización como intermediario entre la empresa o producción y el consumidor.

 

Qué son los canales de comercialización

Los canales de comercialización son las vías por donde circulan los productos desde su origen, el fabricante, hasta el consumidor final. Estos canales están formados por empresas independientes de los fabricantes que tienen como función comercializar, vender o ayudar a la venta de los productos creados o fabricados por otros. Digamos que los canales de comercialización son los que ayudan a vender los productos de otros.

 

Tipos de canales de comercialización

Según el tipo de tecnología de compraventa que utilizan podemos encontrar diferentes canales:

  • Canales tradicionales: son los que, como su nombre indica, no utilizan la tecnología avanzada para conseguir sus fines.
  • Canales automatizados: utilizan la tecnología de forma básica para canalizar los productos hacia el consumo. Por ejemplo, las máquinas expendedoras de productos.
  • Canales audiovisuales: son los canales que usan diferentes medios. Por ejemplo, la televisión para dar a conocer sus productos, el teléfono para contactar con compradores potenciales y una empresa de transporte para hacer llegar el producto a su casa.
  • Canales electrónicos: son los canales de comercialización que utilizan internet como medio para conectar con los consumidores.