La educación infantil en edades tan tempranas enseña a los alumnos a adaptarse a su entorno y sienta las bases de su desarrollo físico, social y afectivo. Por eso, el primer ciclo de educación infantil es determinante para el futuro de niños y niñas. 

El proyecto educativo de centro de cada escuela debe establecer unos objetivos y unas competencias que los alumnos deben ir adquiriendo en cada una de sus etapas formativas. A continuación, te describimos los objetivos y las competencias básicas que deben alcanzar los niños en el primer ciclo de educación infantil, es decir, entre los cero y los tres años. 

 ¿Cuáles son los objetivos del primer ciclo de educación infantil?

Para lograr el desarrollo integral de los niños en la escuela infantil, hay una serie de objetivos que se deben trabajar: 

  1. Conocer el propio cuerpo y descubrir el cuerpo de los demásEl niño se debe formar una imagen positiva y ajustada de sí mismo. Para ello, debe aprender a representar su propio cuerpo y a identificar tanto sus propios rasgos como los rasgos de los demás. 
  2. Observar y explorar su entorno familiar, social y natural. En esta etapa, debemos orientar a niños y niñas en la exploración de su entorno familiar, su barrio y la naturaleza que los rodea. 
  3. Adquirir autonomía de manera progresiva en sus actividades habituales. A lo largo del primer ciclo de educación infantil, los alumnos pasan de una dependencia casi completa a un alto nivel de autonomía. Para ello, deben adquirir una serie de hábitos de higiene personal y aprender a resolver problemas cotidianos.  
  4. Desarrollar las capacidades afectivas. Los niños necesitan aprender a expresar sus emociones a través de diferentes lenguajes: oral, escrito, corporal y artístico. 
  5. Desarrollar habilidades comunicativas. La lengua es un eje central en el desarrollo expresivo y cognitivo infantil. No solo les sirve para comunicarse, sino también para organizar el conocimiento e interiorizar las normas de convivencia. 
  6. Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lectoescritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo. Los conocimientos matemáticos ayudan a niños y niñas a ordenar el mundo, entenderlo y relacionarse con él de manera equilibrada. 

¿Qué competencias básicas tiene el primer ciclo de educación infantil?

Las competencias son los conocimientos, las actitudes y las habilidades imprescindibles para que los alumnos alcancen su desarrollo personal, social y educativo. A lo largo del primer ciclo de educación infantil, se trabajan nueve competencias básicas: 

  1. Competencia comunicativa. 
  2. Competencia matemática. 
  3. Conocimiento e interacción con el entorno. 
  4. Competencia emocional. 
  5. Tratamiento de la información y competencia digital. 
  6. Competencia cultural y artística. 
  7. Autonomía e iniciativa personal. 
  8. Competencia social y ciudadana. 
  9. Aprender a aprender. 

Si te interesa el trabajo en escuelas de educación infantil y quieres profesionalizarte, cursa el ciclo formativo de Educación Infantil. Aprenderás a diseñar e implantar programas educativos de atención a la infancia y podrás trabajar como educador infantil en todo tipo de centros educativos y socioculturales.