La compra y venta de productos por internet, más conocida como e-commerce, es una práctica comercial cada vez más extendida por sus múltiples ventajas y comodidades. Ahora bien, que sea fácil abrir una tienda online no significa que su gestión siempre sea sencilla. En este artículo te explicamos los errores más comunes que se cometen al crear un e-commerce. 

Si te interesa el sector del comercio electrónico, en el ciclo formativo de Gestión de Ventas y Espacios Comerciales aprenderás todo lo relacionado con la gestión de ventas y espacios comerciales. Además, conocerás las mejores estrategias de store management marketing online.  

Los cinco errores más frecuentes al crear un e-commerce

A la hora de crear un e-commerce, hay una serie de errores básicos que se repiten con frecuencia y que podemos evitar fácilmente.  

  1. Imágenes de baja calidad. Usar imágenes de baja calidad es como poner un producto en una balda muy alta en una tienda física. Ya es suficiente barrera que el cliente no pueda tocar o probarse el artículo como para que además tampoco pueda verlo con claridad. No basta con tener imágenes con buena resolución, sino que además deben ser fotografías profesionales. 
  2. Carritos abandonados. Muchos clientes abandonan el carrito de la compra sin finalizar el proceso. Quizás no les convence el precio final con los gastos de envío o tal vez quieren completar la compra en otro momento. En cualquier caso, la mejor estrategia es recordarles que tienen un carrito pendiente en nuestra tienda. Y si incluimos algún incentivo a corto plazo, como un código de descuento personal de veinticuatro horas, mucho mejor. 
  3. Textos descriptivos largos y confusos. Muchas plataformas de e-commerce incluyen textos largos y enrevesados que nadie quiere leer para comprar un producto. El texto descriptivo del artículo tiene que ser breve, sencillo y conciso para que sus características se entiendan con una simple ojeada. En el sector tecnológico, es importante resaltar los aspectos técnicos. 
  4. Gastos de envío caros. El 55 % de los clientes abandona el carrito al ver los gastos de envío. Aunque no podemos eliminarlos, sí que podemos plantear estrategias que ayuden al usuario a completar el proceso de compra. Por ejemplo, podemos ofrecer un descuento a los clientes habituales o aplicar una reducción del precio de envío si al cliente no le importa recibir el producto unos días más tarde.  
  5. Categorización de productos. Una mala jerarquización de productos en tu tienda online derivará en dos problemas. Por un lado, los clientes se irán por una mala experiencia de usuario, lo que aumentará la tasa de rebote. Y por otro lado, Google te penalizará el posicionamiento. Así pues, un buen diseño de tu página web, con una estructura sencilla y ordenada, es lo primero que debes trabajar a la hora de crear un e-commerce