El inbound marketing o marketing de entrada se ha convertido en la principal tendencia en el mundo del marketing digital. En un contexto en el que las necesidades de los consumidores cambian constantemente, esta metodología trata de poner en valor al usuario y cuidarlo por encima de todo. Por eso, el número de empresas y profesionales interesados en desarrollar una estrategia de inbound marketing no para de crecer.  

¿Qué es el inbound marketing?

El inbound marketing es una metodología que combina diferentes técnicas de marketing no intrusivas para atraer y acompañar al usuario durante todo el proceso de compra. Consiste en contactar con consumidores que se encuentran al inicio del proceso de compra de un producto y acompañarlos en cada una de sus fases, ofreciéndoles el contenido más apropiado para cada momento. Cuando se produce la transacción final, el objetivo de una estrategia de inbound marketing es mantener al cliente y fidelizarlo 

Con las técnicas del inbound marketing, son los clientes los que se acercan a ti, así que la clave está en conocer bien el perfil del cliente y generar contenidos de calidad. Al crear contenido específicamente diseñado para satisfacer las necesidades de tus clientes ideales, generarás credibilidad y confianza en tu empresa y atraerás qualified prospects, es decir, personas susceptibles de convertirse en buenos clientes. 

¿Qué beneficios proporciona una estrategia de inbound marketing?

El inbound marketing no solo aumenta las visitas y los registros de la web de una empresa, sino que también le proporciona una serie de activos. Y es que, a diferencia de las acciones promocionales convencionales, que suelen representar un gasto para las empresas, las diferentes acciones de una estrategia de inbound marketing suponen una inversión.  

Con el inbound marketing, una parte de las acciones que se llevan a cabo ayudan a construir elementos que perduran, que tienen un valor por sí mismos y que, además, con el tiempo ofrecen un rendimiento: 

  • Captación de registros de forma orgánica (SEO). Al desarrollar una estrategia de inbound marketing, la empresa se vuelve más visible en los buscadores de forma orgánica, de forma que aumenta el tráfico directo y genera nuevos contactos para su base de datos. 
  • Base de datos. La compañía crea una base de datos propia qualified prospects. Se trabaja mediante diferentes acciones con la finalidad de que la base de datos vaya aumentando su volumen, para después acompañar a los clientes registrados a lo largo del proceso de compra.  
  • Alcance. Los contenidos de la empresa llegan a un público más amplio y se crea una comunidad de seguidores alrededor de la marca. De esta forma, se consigue un mayor alcance que aumenta el valor y la visibilidad de la compañía.  
  • Contenidos. La compañía genera una serie de contenidos que la posicionan como experta en el sector.  
  • Imagen de marca. Con una campaña de inbound marketing, una marca genera cada vez más interacciones e impactos publicitarios que la van haciendo más conocida y que mejoran su imagen 

¿Cuáles son las fases de una estrategia de inbound marketing?

Toda estrategia de inbound marketing se divide en cuatro fases, que corresponden a las diferentes etapas del proceso o viaje de compra del usuario: atraer (attract), convertir (convert), educar (educate) y cerrar y fidelizar (close & delight). 

Fase 1. Atraer

Poniendo en marcha diferentes técnicas, como el marketing de contenidos, el SEO o las redes sociales, se atrae a un usuario hacia una página web que contiene información útil para satisfacer una necesidad. Para conseguir dirigir a este usuario hasta nuestra página, hay que diseñar una serie de estrategias de atracción que se articulan en torno a un contenido que se publica tanto en la web como en el blog y las redes sociales. Con el tiempo, este contenido se indexa con los buscadores y es consumido por los usuarios, que a su vez lo comparten y generan más tráfico.  

Fase 2. Convertir

Una vez que hemos captado la atención del usuario y lo hemos guiado hasta nuestra web, debemos poner en marcha técnicas específicas para convertir las visitas a la página web en registros en la base de datos de la empresa. Para ello, ofreceremos contenidos personalizados de calidad al usuario, que solo podrá descargar si rellena un formulario con sus datos. Algunos de los formatos que suelen utilizarse para conseguirlo son ebookswebinars, vídeos o checklists. 

Fase 3. Educar

Después de captar y convertir al usuario, este recibirá en su correo electrónico información útil para cada una de las fases de su proceso de compra. Con este objetivo, se ponen en marcha dos técnicas de automatización del marketing: 

  • Lead scoring. Técnica que nos ayuda a calcular qué contactos están más cerca de formalizar una compra y nos permite medir la «temperatura» de un usuario respecto a su intención de adquirir un producto o servicio. 
  • Lead nurturing. Proceso que permite enviar por correo electrónico y de manera automatizada contenidos personalizados y adaptados a la fase del viaje de compra del contacto, así como a su perfil y comportamiento.  

En esta fase también pueden utilizarse estrategias de personalización de los contenidos de una web. Gracias a las cookies, podemos orientar las acciones a las que se expone cada usuario que visita nuestra web y asegurarnos de que los contenidos con los que se encuentra le permiten avanzar en su proceso de compra.  

Fase 4. Cerrar y fidelizar

Por último, llegamos al momento en el que el usuario se decide a formalizar una compra. No obstante, en esta fase, la estrategia de inbound marketing no solo aspira a conseguir clientes finales, sino también a cuidar los siguientes aspectos: 

  • Mantener satisfechos a los clientes. 
  • Ofrecerles información que pueda resultarles útil. 
  • Fidelizarlos ofreciéndoles nuevos productos y servicios. 
  • Cuidar los registros que, aunque no lleguen a convertirse en clientes, siguen todas las novedades de la marca y pueden convertirse en nuestros prescriptores en internet. 

El marketing en entornos digitales: una profesión de futuro

En un mundo cada vez más digital, no cabe duda de que el inbound marketing es una tendencia que ha llegado para quedarse, por lo que el mercado cada vez reclama más profesionales que dominen todas sus técnicas. Si quieres apostar por una profesión de futuro, cursa el ciclo formativo de grado superior de Marketing y Publicidad. Aprenderás a definir e implantar políticas de marketing basadas en estudios comerciales y desarrollar con éxito una estrategia de inbound marketinggracias a la orientación a entornos digitales que te ofrece esta formación.