El año 2019 ya está aquí y también llegan las tendencias en publicidad digital que nos esperan. Son pronósticos elaborados por la consultora eMarketer. Aunque son previsiones sobre el mercado estadounidense, como suele suceder en el marketing y la publicidad, las tendencias empiezan allí y luego llegan a España.

 

El auge de la televisión por internet

En Estados Unidos se esperan 10 millones de suscriptores nuevos en Netflix, Amazon Video y Hulu. También crecerán HBO y YouTube. De YouTube se espera que duplique el número de usuarios de aquí a 2022. Pasará de los 16,6 millones de ahora a los 35,1 millones. El perdedor en esta historia es la televisión de pago. Por tanto, los anunciantes de publicidad digital deberán tener en cuenta esta tendencia, que llegará a nuestro país más pronto que tarde.

 

Menos segmentación de audiencias

Los usuarios ya no son los que conocimos hace diez años; ahora cuentan con mucha más información sobre el uso de sus datos. Por eso, 2019 será el año en que más internautas bloqueen anuncios en sus dispositivos o no autoricen utilizar sus datos, lo que perjudicará las campañas de marketing segmentadas por tipo de audiencia.

 

Aparición de grandes competidores de búsqueda

A Google le salen competidores, y este 2019 deberá adaptarse a cómo los usuarios buscan contenidos: las nuevas búsquedas por voz o búsquedas visuales. En Estados Unidos, Amazon tiene más búsquedas de productos que Google. En 2019, una de las tendencias en publicidad digital serán las búsquedas visuales y las búsquedas por voz. eMarketer estima que en Amazon, eBay o Google se realizan al mes más de mil millones de búsquedas visuales.

 

El auge de las tiendas físicas

Si hace un tiempo estábamos preocupados por el fin de las tiendas físicas, ahora la tendencia es que lo digital llame a lo físico. Es decir, la razón por la que los clientes deciden ir a las tiendas procede del mundo digital.

Estamos ante un proceso a la inversa. Incluso minoristas que solo venden en línea deciden vender en el mundo físico para conseguir más clientes, siguiendo la estela marcada por las tiendas sin cajeros de Amazon Go.