A todos nos ha ocurrido alguna vez que hemos ampliado una imagen y se ha “pixelado”; ha perdido definición al intentar aumentar su dimensión. Esto ocurre con las imágenes estándar (mapa de bits), como los archivos .jpg, .png, .gif, etc. Pero no con las imágenes vectoriales. A diferencia, de los mapas de bits, las imágenes vectoriales pueden ser redimensionada, tanto como se quiera, sin pérdida de calidad de imagen. Además, las imágenes vectoriales, pesan menos megas que las imágenes estándar. Esto es muy interesante para los que se dedican al diseño gráfico. Imaginaos los megas que pesaría un .jpg de una valla publicitaria. Es por ello que se usan, en diferentes ámbitos, formatos vectoriales como el SVG.

Los archivos SVG (Scalable Vector Graphics), Gráficos Vectoriales Redimensionables, son un formato de gráficos vectoriales bidimensionales, tanto estáticos como animados, en formato XML. Son un estándar abierto desarrollado a partir del 1999 por el W3C. Este formato se convirtió en una recomendación del W3C en septiembre de 2001, con lo que todos los navegadores fueron renovándose para poder soportar este formato. Es un formato poco conocido para mucha gente pero muy útil para utilizarlo, por ejemplo, en entornos web. La mayoría de la gente utiliza archivos de mapas de bits como JPG. O PNG y GIF si se necesita un fondo transparente o una imagen animada.

Desde la revista de diseño, creatividad y cultura visual Graffica, comentan diversas ventajas de trabajar con este tipo de imagen. En primer lugar, un SVG es una imagen vectorial, lo que significa que la podemos escalar, pesa pocos megas y permite, a diferencia de los formatos estándar (mapa de bits), una definición mayor en tamaños reducidos. El formato es equivalente al que se utiliza en los populares programas como Adobe Illustrator o Corel Draw. En segundo lugar, es un estándar abierto y compatible. El formato Flash, que también es vectorial, era propiedad de Macromedia y, después de la absorción, era propiedad de Adobe, con los quebraderos de cabeza que ha ocasionado en los usuarios de Apple…

En SVG por su parte es un formato abierto, estándar y basado en XML. Al principio, no se podía usar en todos los navegadores pero actualmente todos los navegadores lo soportan: Google Chrome, Firefox, Safari… No obstante, al ser un formato basado en XML hay que tener nociones de escritura de código para hacer que funcione adecuadamente allí donde lo usemos. En tercer lugar, los archivos SVG permiten utilizar las tipografías (tipos de letra) con trazados y también permite incluirlas dentro del propio archivo en formato TrueType y Tipo 1. Esto ofrece una gran capacidad para que los motores de búsqueda sean capaces de indexarlo; con lo que ello significa para mejorar el SEO (Search Engine Optimization).

En cuarto lugar, los archivos SVG soportan estilos CSS, de tal manera que si cambiamos el estilo de nuestra web también se cambiará dentro del archivo. Se pueden incluir scripts que permiten caminos dinámicos. Este formato admite acciones como los rollovers o cambios al hacer click; con las oportunidades visuales que ofrece. Por último, ayudan en el diseño responsive, es decir, facilitan el diseño de web apps que se adapten a cualquier pantalla, ya sea de un ordenador, de una tablet o de un smartphone. Un ejemplo serían los iconos, que se pueden redimensionar según el tamaño de cada pantalla sin perder calidad, ni tener que utilizar diferentes archivos.

Así pues, este formato vectorial además de ofrecer ventajas para el diseño gráfico en general, ofrece muchas oportunidades para los entornos digitales como las web apps de una marca. Si se está realizando una campaña de marketing digital y se quiere diseñar los diferentes gráficos que formaran parte de una web, este es el formato óptimo.

En FP UOC-Jesuitas queremos enseñarte a optimizar todo tipo de acciones de marketing y publicidad y para ello, hemos preparado el Ciclo Formativo de Grado Superior en Marketing y Publicidad, y en él queremos prepararte para que seas capaz de realizar tareas como:

  • · Elaborar el plan de medios publicitarios de la empresa combinándolos adecuadamente, y realizar su seguimiento y control para que se ejecute en su totalidad.
  • · Planificar y realizar acciones de marketing digital gestionando páginas web y sistemas de comunicación por internet para cumplir con los objetivos de la política de comercio electrónico de la empresa.
  • · Elaborar materiales publipromocionales e informativos, respetando la normativa vigente en materia de publicidad y utilizando técnicas y aplicaciones informáticas de edición y diseño en diversos soportes para difundirlos según los planes programados.

Es tu momento. ¿Hablamos?