¿Conoces cuáles son los objetivos de los centros de Formación Profesional? Estos son los espacios, ya sean físicos o virtuales, desde los que se imparte esta modalidad de formación. Hoy vamos a hablar de los objetivos de esta clase de lugares y de los requisitos de acceso a los mismos.

En primer lugar, es importante recordar que la Formación Profesional se trata del nivel educativo que prepara a los alumnos para el desempeño de una actividad profesional y les capacita para el desempeño cualificado de las distintas profesiones.

¿Cuál es la finalidad de los centros de formación profesional?

La principal finalidad de los centros de formación profesional en el sistema educativo es la de preparar lo mejor posible a los alumnos para la actividad en un campo profesional y facilitar su adaptación a las modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida. Es decir, en definitiva, construir perfiles profesionales y laborales específicos altamente especializados en determinadas materias.

Así pues, las enseñanzas y competencias impartidas por los centros físicos o virtuales de formación profesional tienen por objeto conseguir que los alumnos adquieran las capacidades que les permitan:

  1. Desarrollar la competencia general pertinente y correspondiente a la cualificación o cualificaciones objeto de los estudios realizados.
  2. Comprender la organización y características del sector productivo correspondiente, así como los mecanismos de inserción profesional
  3. Lograr que el alumno conozca la legislación laboral y los derechos y obligaciones que se derivan de las relaciones laborales.
  4. Aprender por sí mismos y trabajar en equipo, así como formarse en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social.
  5. Trabajar en condiciones de seguridad y salud, así como prevenir los posibles riesgos derivados del trabajo.
  6. Afianzar el espíritu emprendedor para el desempeño de actividades e iniciativas profesionales.
  7. Conseguir que los alumnos sean competitivos y autónomos.

Así pues, los títulos de Formación Profesional son el instrumento para acreditar las cualificaciones y competencias propias de cada uno de ellos y asegurar un nivel de formación, de manera que la obtención de los mismos por parte de los alumnos acredite con alcance y validez estatal la formación necesaria para alcanzar la cualificación profesional y posibilitar una adecuada inserción profesional.

¿Qué son los ciclos formativos impartidos por los centros?

Las enseñanzas ligadas a la obtención de los títulos se estructuran en diversos Ciclos Formativos, cuyas características principales son:

  • Organización modular, constituida por áreas de conocimientos teórico-prácticos en función de los diversos campos profesionales.
  • Estos ciclos tienen una duración de 2000 horas distribuidas en dos cursos académicos. Por otra parte, una de sus características más interesantes es que esta modalidad formativa siempre incluye un período de formación práctica en centros de trabajo, de carácter obligatorio, con una duración de 370 horas por cada ciclo, tanto a nivel medio como superior.
  • Se han establecido dos niveles para los Ciclos Formativos de Formación Profesional en función de la cualificación profesional que se alcanza al finalizar los estudios: los de Grado Medio y los de Grado Superior.
  • En los diversos ciclos de formación profesional impartidos en los centros, los contenidos están organizados en Módulos Profesionales de conocimientos teórico-prácticos en función de las competencias que demande el sector profesional.

Uno de los rasgos por los que tantos miles de alumnos cada año apuestan por los ciclos formativos es debido a la incorporación reciente de un Módulo de “Formación en Centros de Trabajo” -también denominado FCT- que se desarrolla en las empresas o centros de trabajo en un medio productivo real. Su objetivo es completar la formación adquirida en el centro educativo y se realiza en el segundo curso.

Ventajas de los ciclos formativos de grado superior

Los ciclos formativos de grado superior presentan múltiples ventajas a la hora de apostar por ellos:

1. Múltiples salidas laborales: Los resultados de las fp en cuanto a inserción laboral son sumamente positivos en los últimos años. Además, dado que esta metodología lleva ya en nuestro país varios años, las empresas confían mucho en ella. Según la empresa Adecco, el 21% de las ofertas de empleo de tipo cualificado requieren títulos de FP. 

2. Variedad de elección: La Formación Profesional ofrece un rico abanico de titulaciones en diversos sectores y ámbitos. Esto da la posibilidad a cualquier alumno de entrar de manera directa a hacer aquello que le interesa de forma específica, con un enfoque muy práctico y altamente especializado en el puesto laboral que se va a cubrir una vez terminado el período de estudio.

3. Posibilidad de hacer prácticas: Los alumnos valoran de forma muy positiva pasan una etapa de formación de tipo prácticas en empresas reales relacionadas con el centro de estudios. A través de ellas, tienen la posibilidad de adquirir experiencia y contacto con el mundo laboral.

4. La perspectiva internacional: De cara a la Unión Europea, la Formación Profesional tiene una excelente posición y está muy bien reconocida, incluso más que en España. Para tener una visión más amplia, podemos afirmar que el 50% de la población activa de nuestro continente son titulados en distintos grados de Formación Profesional, de forma que buena parte de la oferta laboral se destina actualmente a este tipo de perfiles. También en el resto del mundo, la Formación Profesional es una llave para el mundo laboral que es cada vez más exigente.

5. Formación continua: Los títulos en Formación Profesional de Grado Superior abren múltiples opciones de complemento, como el acceso al nivel universitario.

¿Conoces las condiciones de acceso de los ciclos formativos de grado superior?

Para acceder a los Ciclos Formativos de Grado Superior es necesario estar en posesión del título de Bachiller establecido por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. También se puede acceder si se cumple alguno de los siguientes requisitos:

  • Estar en posesión del título de Bachiller establecido en la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.
  • Haber superado el segundo curso de cualquier modalidad de Bachillerato Experimental.
  • Haber superado el curso de orientación universitaria o preuniversitario.
  • Estar en posesión del título de Técnico Especialista, Técnico Superior o equivalente a efectos académicos.
  • Estar en posesión de una titulación universitaria o equivalente.
  • Superar la correspondiente prueba de acceso, para quienes no reúnan ninguno de los requisitos anteriores.

La titulación que otorgan los centros de formación profesional al alumno al superar los dos años y los diferentes módulos del el ciclo es la de «Técnico Superior» en la profesión correspondiente, certificación que por otra parte, también es homologable en el mercado europeo de trabajo. Además, dicha titulación da acceso directo a los estudios universitarios que se determinan para cada Título.

Si estás interesado en cursar un título específico en una materia concreta que te de acceso a un sector laboral concreto, puedes apostar por nuestro centro de formación. ¿Ya has tenido ocasión de comprobarlo?