Cuando pensamos en el año 2050, nos imaginamos un mundo muy lejano y diferente. Sin embargo, solo quedan 30 años para que alcancemos el ecuador del siglo XXI. Si tenemos en cuenta las predicciones de los expertos más influyentes de la industria, podemos hacernos una idea de cómo será la tecnología del futuro.

Si quieres estudiar una profesión con futuro, cursa el ciclo formativo de grado superior de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma. Aprenderás a desarrollar, implantar y mantener sistemas informáticos multiplataforma y a crear aplicaciones multihilo y multiproceso. Además, podrás especializarte en macrodatos (big data) o en videojuegos de realidad virtual y realidad aumentada.

¿Cómo será la tecnología del futuro?

Estas son las 5 predicciones de tecnología e innovación más interesantes de los máximos expertos del sector.

  1. Los nanorrobots nos conectarán el cerebro a la nube. El inventor estadounidense Ray Kurzweil estima que para el 2050 los nanorrobots serán capaces de conectarnos el cerebro a la nube. Esto permitirá acceder a una realidad virtual de inmersión total directamente desde el sistema nervioso.
  2. Los drones podrán acceder a lugares desconocidos. La empresa Inkonova ya ha empezado a trabajar en drones de construcción preparados para operar en zonas inaccesibles. En unos años, esta tecnología robótica tan avanzada podrá implantar infraestructuras humanas en lugares absolutamente recónditos e insospechados.
  3. El turismo espacial será una realidad. Las compañías de cohetes Blue Origin y SpaceX ya trabajan en el diseño de medios de transporte destinados al turismo espacial. Eso sí, en 2050 solo estará al alcance de unos pocos bolsillos: una semana en órbita costará más de 100 millones de dólares.
  4. La energía térmica oceánica podría permitirnos usar solo energías renovables. La energía térmica oceánica es una de las fuentes de energía renovable más grandes del mundo y una de las pocas que están disponibles día y noche durante todo el año. En las próximas décadas, este tipo de energía podrá superar la generada por combustibles fósiles y otras energías renovables que requieren almacenamiento en las redes eléctricas.
  5. La demanda de desarrolladores en Europa seguirá creciendo. Para este 2020, la UE prevé una escasez de 800.000 desarrolladores, y la demanda de estos profesionales irá en aumento en los próximos años. Por eso, cada vez más academias, escuelas y universidades están centrándose en ampliar la formación de desarrolladores.