La aparición de Internet y su evolución durante las últimas décadas ha cambiado el comportamiento social y comercial de la mayor parte de personas en el mundo. Hace unos años el concepto de aplicación web empezó a llamar la atención y hoy son miles las personas que usan las apps para comunicarse, socializar, aprender, comprar, divertirse, etc.

Una persona preparada para ejercer la actividad de desarrollar, programador web, experto multimedia y tantas otras posiciones, no solo es un punto de fuerza en el mercado laboral si no un profesional capaz de cambiar la cosas con sus conocimientos. Innovar en tecnología es el objetivo tantas empresas de todos los tamaños y sectores y cada vez se dedican presupuestos mayores a estos fines. Objetivos que son conseguidos únicamente gracias a la presencia activa de personas con perfiles especializados que trabajan para lograrlos.

Al finalizar los estudios de FP en aplicaciones web, la persona egresada podrá ejercer su actividad tanto en el sector privado como en el público (ya que los estados se interesan cada vez por la tecnología: herramientas de comunicación, mejora de procesos, sistematización de actividades y gestiones, etc.). El profesional de aplicaciones web tiene un perfil que puede adaptarse a cualquier tipo de empresa y que, por ello, tiene muchas salidas en el mercado laboral.

¿Qué se aprende con los estudios FP de aplicaciones Web?

Los estudios FP en este ámbito ayudan al egresado a tener las suficientes herramientas y dominio para poder desarrollar, implantar y realizar el mantenimiento de las aplicaciones web, sin importar el modelo que se emplee en su desarrollo. Todo ello con una buena base de accesibilidad, user experience y calidad. El profesional que sigue este curso podrá ser capaz de configurar los sistemas informáticos según los requerimientos de la aplicación que se desee desarrollar. También podrá aplicar procedimientos y técnicas de seguridad en sistemas pues conocerá bien el ámbito y entenderá en profundidad la importancia de esta.

Las apps web requieren, por parte del profesional que las desarrolla y mantiene, conocimientos en gestión de servidores. Con esta capacidad adquirida gracias a los estudios FP, el profesional puede permitir el despliegue de las aplicaciones. Además, se aprende a gestionar bases de datos, verificando si estas cumplen con los requisitos de seguridad, accesibilidad, integridad, consistencia, diseño lógico optimizado, etc.

El desarrollo de aplicaciones web pasa por la integración de contenidos siguiendo la lógica de las aplicaciones, adecuando los accesos a datos adecuados para las especificaciones. El estudiante aprende a desarrollar las interfaces, teniendo en cuenta los manuales de estilo de las empresas, el diseño gráfico de las marcas, etc. También sirve como formación para integrar los componentes de un software en el servidor web, integrar servicios y contenidos en aplicaciones web y mucho más. Se trata de una formación profesional muy completa que da como resultado una preparación versátil y con muchas oportunidades de éxito una vez concluida.

El desarrollo de aplicaciones web en el mercado laboral

Desde hace algunos meses el mercado laboral se está moviendo y poco a poco, se activan nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, no todas las posiciones son tan solicitadas y la formación de un perfil o de otro es clave para encontrar un puesto de trabajo. Tras la crisis y con unos años de revolución tecnológica, los trabajos más demandados no son para nada los mismos que hace una década. De hecho, según los informes de Career Builder y otras compañías de recursos humanos conocedoras de este fenómeno destacan la presencia de los trabajos especializados en tecnología como los principales dentro de las listas de puestos más demandados.
Ya a finales del 2014 se comentaba que los puestos más demandados serían los de comerciales, ingenieros e informáticos en 2015 y en este 2016 la situación sigue siendo favorable para las personas que deciden estudiar cursos como el que nos ocupa hoy: desarrollo de aplicaciones web. Además, de acuerdo con el Centro Europeo para el desarrollo de la formación profesional (CEDEFOP), se creará un gran número de puestos técnicos a cubrir en los próximos años.
Tras el perfil de ejecutivo de marketing, muy solicitado en los últimos años, aparece el “desarrollador”. Este puesto, que es otro de los clásicos más pedidos de esta época, seguirá siéndolo durante unos años más sin duda. En el último lustro, la posición ha crecido más de un 15% y también el salario. En muchas ocasiones estos puestos son cubiertos por personas que manejan varios lenguajes de programación y que por tanto, pueden llegar a marcar la diferencia en el sector.
desarrollo de aplicaciones web fpuoc
Estudia el ciclo de Grado Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web del FP UOC

Los españoles tienen un promedio de 13 aplicaciones

Como hemos visto a lo largo de este post, las apps se han convertido en un elemento fundamental de la vida de todos nosotros. Las podemos usar para cocinar, para entrenarnos, para escuchar música… existen apps para casi todo y por ello, son tan solicitadas. De hecho, según un estudio reciente realizado por eMMa, se ha descubierto que los españoles tienen un promedio de 13 aplicaciones instaladas que usan con asiduidad. Este dato confirma que se trata de un sector en constante crecimiento y con amplio impacto en la realidad actual.

En la franja de edades entre 25 y 35 años, se encuentra la mayoría de público que descarga apps y en cuanto al género, el mencionado estudio desvela que los hombres son los que más apps tienen en sus dispositivos. Una vez más, el público masculino hace un uso más intenso de la tecnología.

Entre otros datos interesantes, nos gustaría resaltar las cifras de descargas mensuales. Según los informes, más o menos se descargan al mes unas 3 aplicaciones aunque no todas terminan por convencer a los usuarios y la mitad de acaban por borrar. Además, es muy interesante ver qué tipo de apps son las más descargadas. Como era de esperar, aquellas que sirven para comunicar son las más queridas: whatsapp, gmail, luego Skype, etc. En cuanto a los juegos, Candy Crush lidera la lista, luego apalabrados y el clásico solitario. Tras la comunicación y los juegos, vienen las apps que son herramientas de trabajo y también aquellas de organización y fitness o salud que están siendo bastante solicitadas.

Conocer los espacios de distribución de las apps

En un mes cualquiera, aparecen en Google play más o menos unas 260.000 aplicaciones. Aplicaciones que luego son revisadas por los analistas (como también pasa en otras tiendas) para ver si efectivamente se pueden ofrecer al público. La persona que finaliza unos estudios de desarrollo de aplicaciones conoce qué requerimientos se piden en cada una de las plataformas de distribución y los tiempos de revisión de los productos.

El curso de desarrollo de aplicaciones web puede ser, como ya hemos visto, una excelente opción de formación de cara al mundo tecnológico, que abre las puertas no solo a empresas tecnológicas si no también a agencias de comunicación, departamentos de marketing, desarrollo, IT y muchas más. También es una forma muy inteligente de sacar adelante proyectos personales relacionados con el mundo de Internet.