Las técnicas de big data permiten transformar grandes volúmenes de datos en información útil que facilite las decisiones de una empresa y proporcione a sus usuarios experiencias personalizadas. En este artículo repasamos las principales tendencias de big data que se esperan para el año 2020.

Si te interesa el mundo de la informática y quieres aprender una de las profesiones con más salidas en el mundo laboral, cursa el ciclo formativo de grado superior de Administración de Sistemas Informáticos en Red. Aprenderás a configurar, administrar y mantener los sistemas informáticos en una empresa y garantizar su buen funcionamiento. Además, podrás obtener la orientación de Big data o Ciberseguridad y hacking ético.

¿Cuáles son las principales tendencias de big data para 2020?

1) Automatización del análisis de datos. La automatización cada vez se valora más en el mundo empresarial, ya que aumenta la productividad y el volumen de negocio. Además, ayuda a las compañías a realizar mejores análisis y previsiones más ajustadas que facilitan la toma de decisiones. Así pues, no es de extrañar que este año lleguemos a ver que el 40 % de las operaciones de bases de datos se realizan de forma automatizada.

2) Seguridad y privacidad de los datos. En 2015, poco menos del 10 % de las grandes empresas utilizaban las copias de seguridad para algo más que para la mera recuperación de sus datos. En 2020 se espera que el 30 % de estas corporaciones hagan uso de sus copias de seguridad para aspectos relacionados con la privacidad y la confidencialidad.

3) Internet de las cosas (IoT) choca con el análisis de datos. En 2020, se prevé que haya más de 20.000 millones de dispositivos conectados a IoT. Esto significa más dispositivos en los que recopilar datos para el análisis. No obstante, el 75 % de las empresas se verán frenadas a la hora de exprimir todos los beneficios de IoT debido a la falta de profesionales en el campo del análisis de datos.

4) Tecnologías de asistencia personal. El sector de la tecnología personal está cambiando más rápido que nunca. Se prevé que en 2020 el 5 % de las personas mayores de 65 años tendrá su propio robot de asistencia personal.

5) El desarrollo de las ciudades inteligentes. IoT está creando nuevas oportunidades para la industria del análisis de datos. Vinculados muy de cerca al desarrollo de tecnologías personales, los datos procesados por las ciudades inteligentes facilitarán la atención sociosanitaria. Se predice que durante este año el 30 % de las ciudades inteligentes habrán introducido la robótica y las máquinas inteligentes en las instalaciones médicas.