La rotura de stock es cuando tenemos demanda de un producto pero no hay stock disponible. Es decir, un posible comprador entra en nuestra tienda buscando un producto. Cuando lo encuentra y quiere comprarlo, no puede porque no hay stock. Estamos hablando de rotura de stock.

 

Datos sobre la rotura de stock en retail

La rotura de stock se produce en un 75% de las veces en el punto de venta. Es por eso, que el store management o responsable de la gestión de ventas y espacios comerciales debe conocer este fenómeno y cómo luchar contra él.

La falta de stock duran aproximadamente 3 días, en el 20% de los casos y suelen suceder en artículos de alta rotación.

El promedio de roturas de stock es del 8% a nivel retailers de todo el mundo.

Las causas que generan este fenómeno son variadas, pero casi todas, suceden dentro de la tienda, en un 75% de los casos. Las causas más frecuentes son:

  • 34% errores al lanzar los pedidos de reposición
  • 25% fallos en reposición de estanterías
  • 13% de errores de previsión

 

Consecuencias para las cifras de negocio y para el consumidor

Muchas veces, el coste total de la roturas de stock es superior al de las ventas perdidas. El promedio de pérdidas en compras para el retailer a causa del fallo de previsión en el stock es del 40%. Además, el consumidor, compra el producto en otra tienda en el 31% de los casos. En el 9% desiste en comprarlo.

Por otro lado, el retailer padece una pérdida directa del 35% de las ventas potenciales. El posible comprador deja de comprar en nuestra tienda y lo hace en otra en el 26% de los casos. Aquí no solo se pierden ventas directas, también ventas potenciales porque el comprador compra en otro establecimiento y nos sustituye.

Para luchar contra la rotura de stock, la falta de rentabilidad de sus negocios, los retailers pueden implementar sistemas automáticos de previsión y de aprovisionamiento en sus tiendas, al mismo tiempo que aplican políticas de Efficient Consumer Response.