Como ya te explicamos en «Cómo crear una investigación de mercados», lo primero que debes hacer es definir los objetivos de tu investigación de mercados, después decidir el método y la muestra y, por último, recolectar e interpretar los datos. Hoy nos centraremos en las herramientas que puedes usar para hacer una buena investigación de mercados.

¿Cómo puedo llevar a cabo una investigación de mercados?

Una vez que tienes claros el objetivo y el público potencial al que te diriges, debes elegir la herramienta más adecuada para comenzar el análisis. Veamos a continuación las diferentes técnicas que puedes usar para recolectar la información necesaria para tu investigación de mercados:

  • Encuestas. Son la mejor herramienta para conocer qué quiere el consumidor potencial. En general son costosas, aunque hoy en día es posible hacerlas por internet, lo que puede abaratar el coste.
  • Paneles de compra y consumo. Se pregunta a la muestra qué productos han comprado o consumido. De esta manera podemos saber el tamaño del mercado potencial en el que se quiere entrar. Es interesante complementarlo con una encuesta de satisfacción para conocer las oportunidades y amenazas reales que puedan existir en ese nicho concreto del mercado.
  • Reuniones de grupo. Se trata de seleccionar entre cinco y ocho personas para que analicen una idea de negocio, imagen de marca, precio, etc. Es preferible que entre las personas elegidas haya gente de distintos grupos sociales, edades, sexos, con diferentes niveles de estudios, etc. Así, podrá saberse si la idea o el negocio va bien encaminado desde distintos puntos de vista.
  • Redes sociales. Te permiten «espiar» a la competencia y conocer las tendencias de consumo de los usuarios. También te sirven para saber la opinión sobre tus productos, ya que proporcionan información cualitativa.
  • Observación directa. Esta herramienta proporciona datos objetivos para conocer el comportamiento del consumidor durante el proceso de compra, como momentos de mayores picos, medios de pago más utilizados, qué productos compran más por impulso y cuáles adquieren de manera racional.

En el ciclo formativo de grado superior de Gestión de Ventas y Espacios Comerciales podrás formarte y aprender estas y otras técnicas propias del sector del comercio.