El departamento de administración de una empresa tiene diversas funciones, una de ellas es llevar al día todo lo relacionado con los impuestos que afectan al negocio. Esta parte es fundamental para tener todo el regla y no tener problemas con Hacienda. Es decir, es fundamental para orientar las tareas que realicemos en dar cumplimiento a las obligaciones tributarias de las organizaciones; pagar los impuestos. Además, es clave llevar correctamente la contabilidad y la fiscalidad ya que proporciona información de valor y fiable. Todo ello ayuda a crecer a la empresa o, por lo menos, a conocerse bien. Esto también ayudará a actuar y tomar decisiones con mayores probabilidades de éxito.

Siguiendo buenos y sencillos consejos de la Revista Emprendedores comentaremos ahora los consejos y tareas fiscales que ha de tener en cuenta una empresa estándar. Es importante conocer los requisitos y obligaciones formales y de registro de los impuestos que afecten a la empresa. Para ello un buen método es crear una check-list con esa información y revisar las diferentes puntos y la coherencia entre ellos, así se evitarán problemas con hacienda y su consecuencias. Los puntos más destacados serían estos:

  • · Revisar que nuestra contabilidad recoge todas las transacciones de la empresa y que su contenido está justificado con documentos que acrediten esos datos. No hay que olvidar las operaciones que se lleven a cabo en el extranjero.
  • · Comprobar que se están llevando los libros que corresponden como empresa, y los umbrales que permitirán a las Sociedades formular balance, estado de cambios en el patrimonio neto y memoria abreviados.
  • · Examinar las comunicaciones con la Administración: escritos presentados, recursos pendientes, aplazamientos de pago y, en su caso, verificar la aportación de la documentación relativa a la garantía aportada para garantizar el aplazamiento y fraccionamiento. Es importante revisar los impresos presentados a la administración pública, tanto de los referentes a autoliquidaciones como de los modelos informativos del ejercicio. Por otro lado, hay que asegurar que los resúmenes anuales sean coherentes con las declaraciones periódicas.
  • · Ejercicios abiertos a inspección:Comprobar los ejercicios que pueden no estar prescritos debido a interrupciones de la prescripción, sea por actuaciones de la Administración sea por actuaciones del interesado.
  • · Si el negocio tiene bienes y derechos en el extranjero hay que ver si se tiene la obligación de informar sobre éstos, tanto cuentas en bancos como bienes inmuebles, valores, derechos, seguros y rentas depositadas, gestionados u obtenidos fuera de España. No hay que olvidar los pagos en efectivo, que no podrán pagarse las operaciones en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional, con un importe igual o superior a 2.500€ o su contravalor en moneda extranjera (15.000€ cuando el pagador sea una persona física que justifique que no tiene su domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional) como consecuencia del régimen establecido por la Ley contra el fraude fiscal.

Así pues, hay que tener en cuenta todo lo relacionado con el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto de Patrimonio, Impuesto sobre Sociedades, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), los Impuestos Locales y las Retenciones e Ingresos a Cuentas. En definitiva, como mencionábamos anteriormente, lo más importante es que haya una coherencia fiscal que abarque toda nuestras cuentas de tal manera que podamos declarar ante hacienda con total seguridad, y sin pagar ni más ni menos impuestos de la cuenta.

Aprender las tareas fiscales de una empresa

Si te interesa la gestión fiscal o te dedicas ya a ello, da un salto en tu carrera profesional con nuestro Ciclo de Grado Superior de Administración y Finanzas. Si cursas nuestros estudios aprenderás cosas como:

  1. > Gestionar los procesos de tramitación administrativa empresarial con relación a las áreas de la empresa, comercial, financiera, contable y fiscal, con una visión integradora de estas.
  2. > Realizar la gestión contable y fiscal de la empresasegún los procesos y procedimientos administrativos, aplicando la normativa vigente y en condiciones de seguridad y calidad.
  3. > Organizar y supervisar la gestión administrativa de personal de la empresa, ajustándose a la normativa laboral vigente y a los protocolos establecidos.
  4. > Tramitar y realizar la gestión administrativa en la presentación de documentos en diferentes organismos y administraciones públicas en plazo y forma requeridos.

¿A qué estas esperando? Estamos encantados de ayudarte a mejorar tu carrera profesional.